Los paseos al aire libre con nuestros hijos son experiencias inolvidables, súper divertidas y también pueden ser toda una aventura. Pero, ¿no les pasa que cada vez paseamos menos? La falta de tiempo, el trabajo, el tráfico caótico de la ciudad y la fascinación de nuestros niños con la tecnología han cambiado nuestra interacción familiar ☹ .

Me acuerdo que cuando era pequeña, y seguramente les pasa lo mismo, era bastante común para mí y para mi hermana salir al parque, andar horas en bici en la calle (mi mamá solo nos seguía a lo lejos e iba relajada platicando con alguna vecina o con mi papá jaja). No necesariamente esperábamos el fin de semana para ir a visitar a mis abuelos, todo era más relajado y sencillo. ¡Ojo! pero nunca es tarde para compartir experiencias diferentes con nuestros hijos que, además de divertidas, pueden llegar a ser enriquecedoras culturalmente para todos los miembros de la familia y nos permiten darles tiempo de calidad.

Chequen estos sencillos tips que me sirven muchísimo a la hora de buscar un plan diferente con mis chiquitinas y mi esposo.

1- Planea e investiga: En internet encontrarás muchísima información sobre la ubicación, horarios, costos e indicaciones de museos, parques, teatros, shows, ludotecas o de casi cualquier lugar que quieras visitar. Esto me ayuda a planear tiempos, traslados y presupuesto. Además, algo que valoro mucho y me encanta, es ver los “reviews” de la gente, eso me da idea de qué tan bueno puede estar el plan o no.

2- Equilibra la diversión con el aprendizaje: Lo ideal es que los niños aprendan todo lo que se pueda, ya saben que son como esponjitas, en todo se fijan y todo lo repiten. Comparte con ellos datos curiosos que consideres de su interés sobre los animales, la comida, las historias del lugar, etc. Pero, jamás olvides que el principal objetivo del paseo es relajarse y divertirse, así que intercala tiempos libres para que simplemente experimenten, jueguen y recuperen energía.

3- Fomenta el cuidado al medio ambiente: Hoy más que nunca es súper importante enseñarles a respetar y preservar cada lugar que visiten, aunque “no sea su casa”. Están en la etapa ideal para crear consciencia ambiental en nuestros niños, créanme, marcará una enorme diferencia en la huella positiva o negativa que dejen en el planeta. Si es el caso y puedes llevar bebidas o snacks en tus propios recipientes, está perfecto. Si no es sí, procura producir la menor cantidad de desechos, deposita las sobras en contenedores, no molestes a los animales y evita dañar las plantas.

4- Guarden sus recuerdos: No importa qué tan cerca o lejos salgas con ellos, háganse el hábito de tomarse una foto de su paseo, escribir su anécdota favorita de la salida, o simplemente al final del día platiquen de alguna cosa que hayan aprendido. Además de compartir tiempo en familia y de reforzar los conocimientos adquiridos, será un registro de sus momentos juntos, que conservarán para toda la vida.

Y eso sí, traten de ir súper cómodas y de acuerdo con el plan. Vayan preparadas, pero NO lleven cosas que no van a usar, porque típico, que en la pañalera llevamos el juguetito, cinco cambios de ropa, pañales de más por si las dudas, una bolsa extra de wipes y mil cosas que regresan intactas y que solo hicieron que nuestros hombros se cansarán de más. Lo que siempre trato de llevarle a mis niñas es un termo con agua para cada una y mantenerlas bien hidratadas

Espero les sirvan estos rápidos tips que podrán complementar sus paseos con un toque de diversión, otro poquito de aprendizaje y muchas lindas experiencias que recordarán por siempre.

Les mando besos y nos vemos pronto.

Cris

Deja un comentario

Mándanos whatsapp!!
Hola!! 🐰
¿Cómo te podemos ayudar?